El Ayuntamiento de Arroyomolinos rinde homenaje al gran compositor alemán Richard Wagner a través de la celebración de diversos actos que se celebrarán el lunes 18 y el martes 19 de noviembre en el Auditórium y en la Escuela Municipal de Música

El año 2013 está siendo un año especial en el mundo de la música, puesto que se conmemora el 200 aniversario del nacimiento de uno de aquellos hombres que aparece como símbolo de toda una época, y que cuyas connotaciones abarcan mucho más que el propio ámbito artístico en el que desarrolló su existencia. Nos referimos a Richard Wagner, una figura con muchos prismas, y que para conocer su arte debemos comprender primero su cosmovisión que tomó forma a través de su estilo, de su forma de concebir el arte total, siempre atendiendo a un punto de vista político-ideológico muy determinado.

Wagner fue capaz de escenificar a través de sus obras un mundo totalmente revolucionario, no en vano había una voluntad de transformación integral del hombre, hablaba de la necesidad de crear a un hombre nuevo. Una suerte de superhombre nietzscheano, de hecho las vivencias compartidas con el filósofo alemán marcaron uno de los episodios biográficos más interesantes de la vida de Richard Wagner.

Todos estos temas serán tratados por los conferenciantes que el día 18 de noviembre a las 19:00 horas en el Auditórium Municipal de Arroyomolinos, irán presentándonos y exponiéndonos con meridiana claridad todos los aspectos que formaron parte de la compleja figura del hombre y el artista, y que serán acompañados también por una serie de actuaciones de los alumnos de la Escuela Municipal de Música que permitirán valorar y dignificar la vida y obra de uno de los autores más representativos del arte y la historia de la era contemporánea. y que no solamente nos descubrirá aspectos relacionados con el propio autor, sino que también nos permitirá adentrarnos en todo aquel espectro cultural, político e ideológico en el que se vio envuelto, puesto que no podemos ignorar el contexto histórico en el que devinieron sus obras y su pensamiento, puesto que todos somos hijos de nuestra época, y, por tanto, expuestos, en mayor o menor medida, a los condicionantes de nuestro tiempo, y Richard Wagner no fue una excepción en ese sentido, todo ello pese a su inquebrantable voluntad transformadora que lo convirtieron en vanguardia y referente de su tiempo.

Se procederá a la instalación de una placa conmemorativa del bicentenario frente al edificio de la Escuela de las Artes el lunes 18 de noviembre a las 19:00 horas

 

 

Deja un comentario